lunes, 24 de junio de 2013

SOY FAN

Al fin la justicia ha hablado, y lo ha hecho en boca de tres juezas, en Milán y condenan a 7 años de cárcel e inhabilitación perpetua a Berlusconi por haber mantenido, “sin ningún lugar a dudas”, relaciones sexuales con una menor pagadas. Aunque ésta no es la primera sentencia culpatoria para el dirigente italiano, después del verano es casi seguro que se confirme otra sentencia del Tribunal Supremo italiano condenándole por fraude fiscal a cuatro años de cárcel y cinco de inhabilitación lo que le obligaría a abandonar el gobierno, dejando a Italia, de nuevo, en una situación de ingobernabilidad. Pero no soy fan de esta situación (que podría, porque no hay político peor que este señor), sino de Beatrice Borromeo, y me explico: primero ponernos en situación, por si queda alguna duda en el aire de quien es la muchacha. Se trata de la novia de Pierre Casiraghi, hijo pequeño de la glamurosa Carolina, cuñada de Carlota “la divina”; también es hija de una importantísima familia de empresarios del país transalpino, que poseen desde 1813 una de las fábricas textiles más importantes del país (teniendo en cuenta que estamos hablando de Italia, país dela moda por excelencia, es mucha tela), y con un linaje aristocrático que se remonta a los Médeci. He de confesar que yo sólo la conocía por lo fabulosa que va siempre vestida, ya sea en el baile de la rosa de Mónaco, en alguna gala benéfica o paseando simplemente por la calle, porque hay que reconocer que la chica destila estilazo. Pero si rascamos un poco la fabulosa cobertura dorada aparece reluciente un enorme brillante talladito y todo, de proporciones fantásticas e incontables quilates. Para empezar es licenciada en Derecho y Económicas, con lo cual cabeza tiene, además de para llevar mechas carísimas, y tras un breve paso por la moda, con desfile para Valentino en la escalinata de Plaza de España de Roma incluida, paso a presentar un programa, “AnnoZero” en la Rai2, pero nada de moda o frivolidades varias, allí hablaba en directo y para una audiencia millonaria sobre política y la situación económica y social de su país, con un criterio acertadísimo. Y he aquí el motivo de mi fanatismo absoluto por ella, no dudaba en darle caña de todo tipo a Berlusconi, lo que además de todo lo anterior demostraba un gran valor, no olvidemos el enorme poder que este señor tiene sobre los medios en Italia, es más debido a las presiones que el canal soporto su programa fue cancelado tras dos años en antena, lo cual no la desalentó para nada porque siguió con su retórica esta vez en medios escritos y redes sociales, ya que, afirma, se siente más viva tecleando en su ordenador que en un acto social. (Perdón por la matización que voy a hacer, pero entre tanta petarda cabeza-hueca, ¿no es absolutamente divina y un soplo de aire fresco esta chica?) Su próximo proyecto, mientras sigue colaborando en temas de política con el semanario digital “Il Fatto Quotidiano”, es un reportaje sobre la mafia calabresa la ´Ndragheta para Newsweek, a la pregunta de si tiene miedo al hablar públicamente sobre esta organización ella afirma “no me preocupa. En Italia la mafia está en todas partes, y los periodistas tenemos el deber de decirlo.” Maravillosa sorpresa que me he llevado con Beatrice, y desde hoy y para los restos me declaro fan número uno suyo. A ver si la insustancial Olivia Palermo aprende un poco.

martes, 18 de junio de 2013

EXCEPCIÓN CULTURAL

De manera muy sorprendente, Francia me estaba decepcionando soberanamente, basta con ver las brutales manifestaciones en contra del matrimonio gay de los últimos meses, en un país que hacía gala de principios como la igualdad y la fraternidad ensalzándolos como base de su sociedad, no era comprensible tanta intolerancia, llevada además hasta el extremo de agresiones físicas por el mero hecho de ser diferente (en este caso gay), e intento de boicotear a toda costa el primer matrimonio homosexual, cuando en nuestra querida piel de toro este hecho ocurrió como algo festivo, claro que nosotros los íberos somos mucho más básicos y estamos a años luz del resto del continente. Pero, gracias a Dios, apareció mí amada Francia; esa Francia ilustrada, adelantada al resto y quizás un poco (o demasiado) chauvinista haciendo valer su veto en la UE para mantener la excepción cultural. Y es que la CULTURA, en mayúsculas, no puede ser tratada como cualquier otro producto de comercialización más. Hay que hacer todo lo posible por preservar el patrimonio cultural, por mantener vivo el legado de cada país, que es lo que los convierte en únicos y a la vez los que los hace nación. No es de extrañar que Francia se haya quedado sola ante sus socios comunitarios, en nuestro país, sin ir más lejos, hay un desprecio absoluto hacia la cultura, he ahí la brutal subida del IVA, donde ha pasado en algunos sectores del 8% al 21%, convirtiéndola casi en un artículo de lujo. Memorias de un pasado donde deleitarse con el teatro, ballet, museos o incluso el cine era objeto sólo de una bien acaudalada minoría. Tampoco es de extrañar que nuestro vecino sea el abanderado de esta causa, más allá de los Pirineos todo lo nacional tiene un valor añadido que lo prima de exquisitez, y el cine, por poner un ejemplo, es buena muestra de ello. No hay semana en la cual una película gala no sea número uno en taquilla, y no necesariamente superproducciones (que también las hay), sino en su mayoría películas donde la parte sentimental cobra protagonismo absoluto. De éstas llegan a nuestras pantallas algunos maravillosos ejemplos, como “Intocable”, “La cocinera del presidente” o la sublime “Las chicas de la 6º planta”, con una maravillosa (y ganadora del Cesar) Carmen Maura. Tampoco extraña los datos que arroja su industria cinematográfica donde la cuota de pantalla del cine americano en el período 2005 – 2011 es de entre el 45% y el 55%, en comparación con el entre 60% y 90% del resto de países europeos. En España el año que rozamos el 20% de cuota de pantalla es un año históricamente excepcional, y en su mayor parte debido a que alguno de los grandes, Amenabar, Almodóvar, Segura, de la Iglesia,… estrena alguna genialidad. Deberíamos, en este caso, aprender de nuestros vecinos y apoyar esta iniciativa que ayudará sin duda a mantener nuestra singularidad a través del bello arte del cine.

jueves, 13 de junio de 2013

FELICIDADES ALASKA

Hoy cumples 50 años, espero que hayas podido cumplir tu deseo de cumplir 50 con 50 kilos, porque chica ya que cumples sólo cada 10 años por lo menos que seas feliz en ese día, y seguro que lo has sido, primero porque te lo mereces, como persona y como artista, segundo porque has estado rodeada de familia, amigos y fans, muchos fans que, como yo, te idolatran; no te preocupes que no diré eso de que te sigo desde que era pequeño, que ya sé que molesta mucho, pero la verdad es que yo te descubrí en el que para mí es y será por siempre el mejor programa infantil de todos los tiempos “La bola de cristal”, donde a los niños se nos trataba por primera vez como seres inteligentes, nos daban la oportunidad de pensar, de descubrir la ciencia o la literatura a través de los electroduendes (siempre sentí y sentiré debilidad por la bruja Avería) y nos descubrían clásicos de la televisión como “La familia Monster” o “La pandilla” con el singular Alfalfa. Tú, como conductora del programa, me llamaste la atención desde el primer momento, he de confesar que estaba convencido que eras una actriz caracterizada, me costaba mucho pensar que alguien como tú pudiese existir y vivir en aquella España tan gris. Con el paso del tiempo pude comprobar, para mi asombro, que tú eras auténtica (nunca mejor dicho), que no interpretabas a ningún personaje, sino que aportabas tu asombrosa personalidad al programa, con el que éste seguía sumando enteros en la lista de novedoso y original. Después te descubrí como cantante, en los ochenta eras lo más, con canciones como “Ni tú ni nadie”, “Mi novio es un zombie” o la mítica “A quién le importa”, y en ese momento me convertí en fan. En esa época eras sinónimo de modernidad, de actualidad de ser lo último y curiosamente 30 años después sigues siéndolo, ahí demuestras tu grandeza, porque siempre has sido tú, no has claudicado a modas o tendencias, sino que las has impuesto con tu personalidad. Y ahora estás más de moda que nunca, con tu nuevo disco eres número uno y además estás teniendo muchísimo éxito con el reality sobre tu vida en la MTV “Alaska y Mario”, donde nos has dejado entrar en ese extraordinario universo que eres tú. Eres tan de verdad que hemos podido ver tú día a día auténtico, te hemos visto discutir con tu marido, dormida en el avión, recién levantada, sin maquillar (eso sólo lo hacen las valientes), pinchándose rellenos y bótox, desnuda en el cirujano y lo que es más difícil: desnuda en el alma (esto más que de valiente es de temeraria). Además de entrar hasta la cocina en tu vida (literalmente) hemos podido conocer a tu marido Mario Vaquerizo, y la sorpresa ha sido mayúscula, imagino que no será para ti ninguna sorpresa saber que al principio me parecíais la extraña pareja y no lo entendía, pero según me enganchaba más y más al programa comprendía porque estás con él: por buena gente, divertido y sobre todo y más importante en la vida en pareja, porque te complementa; tu eres seria, intelectual, ordenada e introvertida y él es extrovertido, espontaneo, despistado y divertido, y esta es la clave del amor: que la persona que tengas a tu lado te pueda enseñar algo y te ayude a ser un poco mejor, y en eso tu marido es un excelente compañero de viaje. Felicidades querida y admirada Alaska, y hasta dentro de 10 años.

sábado, 8 de junio de 2013

BLOG (¿) PARA ELLOS (¿)

El otro día releía yo una revista orientada hacia un público adolescente y juvenil, he de hacer aquí un “yo confieso”, ya que a pesar de que hace mucho tiempo que dejé atrás esa edad, sigo leyendo este tipo de revistas, porque me divierten, porque me entretienen, porque entre mucha morralla y brochaza gorda de vez en cuando ves algo de luz en forma de algún consejo o recomendación útil y básicamente porque me da la gana. Leía, como decía, una sección donde te recomiendan páginas y sitios web de interés, y he aquí algo que a priori me interesó, recomendaban el blog de un chico, al que vendían muy bien por cierto, decían de él que era guapo, con mucho estilo, con mucho glamour, seguidor de tendencias, luchador en pos de conseguir ser un bloguero de moda reputado y con propuestas de moda muy interesantes. Y yo caí y rápidamente tecleé su dirección en mi Tablet esperando encontrar, por fin, un sitio de referencia en cuanto a moda masculina. Craso error. El individuo ni era guapo ni tenia estilazo, cuestiones sin importancia en caso de que su blog valiese la pena, pero me encontré con un escenario, a mi parecer, dantesco, el sitio en cuestión se limitaba a ser una recopilación de fotos, en un 80% de él mismo, posando en primer plano de su cara o muy ligerito de ropa (cosa sorprendente teniendo en cuenta que se trata de moda, o eso creía yo), las demás fotos, o sea las poquísimas que no eran de sí mismo, eran un vulgar corta y pega de otras publicaciones diciendo tan sólo quién era el diseñador del modelito que llevaba tal o cual actriz o actor, sin ninguna acotación por su parte, ninguna opinión, ningún comentario sobre el diseño. Yo entiendo, tal vez desde mi absoluto desconocimiento, que la moda, como cualquier otro arte que es, debe transmitir, debe hacer llegar al espectador sensaciones y emociones, exactamente igual que quien está admirando un cuadro, una escultura, una performance, un ballet o cualquier otro tipo de representación artística. Y aquellos que desean ser descriptores de este arte, en forma de blogueros, creo que deben intentar (al menos intentar) hacer llegar a su posibles lectores sus emociones, no limitarse a copiar una foto y decir que les gusta (de eso somos capaces casi todo ser humano), sino intentar hacer llegar sensaciones, la textura de un tejido, la gracia de un movimiento,…; esto con la alta costura es muy sencillo, ya que los cortes, por lo general, son impecables, obras impecables hechas arte sobre el cuerpo de una actriz o modelo, pero también considero que se puede hacer lo mismo con muchas prendas de tiendas asequibles, que es lo que casi todo el mundo vestimos y podemos encontrar fácilmente independientemente de donde vivamos. Al tener un blog se tiene que tener claro su orientación y camino, una cosa es utilizarlo como panfleto informativo sobre tus pasos y sobre la ropa que te pones y las distintas combinaciones que se pueden hacer, intentado dar consejos, pero otra cosa muy distinta es intentar ser alguien que marque tendencias, para ello, considero, que debes ser un experto en moda (cuestión en principio reñida con la juventud), tener un marcado estilo propio y no sólo copiar lo que ves en la calle o revistas. Considero que para marcar tendencias, aparte de exprimir la calle (no hay que olvidar que todas las tendencias modernas surgieron ya no en un taller de costura como antiguamente, sino en el día a día callejero), hay que ser un estudioso de la moda (¿hay algo más maravilloso que estudiar lo que te da placer?) y no sólo me refiero a conocer a los grandes maestros: Chanel, Balenciaga, Dior,… (Ya que todo nació y proviene de ellos) sino también saber técnicas de corte, patronaje, confección,…, historia y evolución de la moda (de los clásicos a los maestros más recientes como Halston, DVF, Armani,…), y de esta manera con el peso que te da el conocimiento poder intentar (sólo intentar) hacer llegar “esa” emoción que te produce ver en movimiento una obra de arte, y no limitarse a copiar fotos. Moraleja: para tener un blog de moda no basta con creer que se tiene estilo, hay que demostrarlo.

miércoles, 5 de junio de 2013

VETO EN EL ESC

Moran Mazor, la joven representante de este año israelí no podía ni imaginar la que se iba a armar cuando se puso en contacto con varios estilistas para que la vistieran en el festival, uno de ellos Galliano respondió, y para sorpresa de la cantante su respuesta fue afirmativa. Su representante lo hizo público, y ella ya se visualizada vestida con un impresionante vestido del genial modisto gibraltareño, pero su sueño se frustró cuando la IBA vetó al diseñador, aún le resonaban los motivos del despido del artista de Dior, los comentarios antisemitas contra varios comensales de un conocido bar parisino. No debió de importarle a los responsables de la tv israelí las disculpas ofrecidas en su momento, ni tampoco que en ese momento Galiano se encontrase bajo efecto del alcohol y algún estupefaciente, presionaron a Mazor y ésta cedió y se encuentra de nuevo en busca de diseñador para tan esperado día. Y es que existe una maravillosa historia de amor entre los diseñadores y el festival, tanto para bien como para mal, los hay que han superado con nota su paso por Eurovisión y otros que han sembrado mucha controversia con la elección del modelo. Por recordar a uno que acertó de pleno, y no una si en varias ocasiones, es Jean Paul Gautier que vistió con dos espectaculares vestidos a la ganadora de 1998, Dana Internacional, primero lo hizo para la actuación con un preciso vestido metálico de brillos y después de la votación entre carreras la ya ganadora se cambió y mostró otra creación del francés, esta vez un ajustado y largo modelo negro con chaquetilla de plumas multicolores, ambas soberbias creaciones y que quedaron en el colectivo de nuestra memoria. Recientemente el artista francés ha vestido a la representante francesa Anggun que iba espectacular con corpiño (tan de la casa Gautier) dorado y falda extra larga de gasa que se habría para quedar al viento en una soberbia imagen lateral de la cantante. Sin embargo unos que, a mi parecer no acertaron, fueron Dolce & Gabbana el año pasado vistiendo a Nina Zilli, el look en general era un desastre, el vestido no le acababa de quedar bien, el maquillaje era excesivo y el pelo parecía una peluca barata, un despropósito sobre todo si comparamos ese look con el que lucio la noche que ganó San Remo, iba sencillamente maravillosa, muy retro años cincuenta que tan de moda esta ahora. Todo en la noche del festival fue un acierto, el vestido que resaltaba su cintura, su busto y sus piernas, el peinado muy final de los 50 comienzo de los sesenta, y el sutil maquillaje resaltando su expresiva mirada, y sobre todo la canción, ya que a mi parecer “Per sempre” era sublime. Otra que acertó en su elección fue la francesa Patricia Kaas que confió en Dior, y acertó de pleno, su modelo era un sencillo vestido corto negro con un hombro al aire que se marcaba fuertemente a su cintura, ella lo combinó con unos altísimos tacones, lo que parecían unos diamantes negros en modo gargantilla y el charme francés, et voilá la perfección se hizo sobre el escenario moscovita. En fin este veto sólo sirvió para que nos perdiéramos lo que podría haber sido otro momento maravilloso de unión moda-eurovisión, ya que la israelí apareció vestida por su peor enemigo con un diseño parecido al neopreno que resaltaba lo peor de su, ya de por sí, difícil anatomía. Sólo nos queda solicitar para el gran Galliano la “mitzva”, o mandamiento del perdón judío.

sábado, 1 de junio de 2013

CARTA A ANA

Esta carta va dirigida a ti Ana Torrent, ahora que vuelvo a redescubrirte en esa maravillosa serie de la 1 “Carta a Eva”, donde das vida de manera magistral, como siempre, a ese esperpéntico ser de la, más oscura, historia de España que era la Collares, la Franca, la señora de Meirás… Carmen Polo. Decía que te volvía a descubrir en esta serie y es que, a pesar de tu enorme talento y tu mágica presencia, parece que no encuentras papeles a tu medida, o que antepones tu vida familiar en Nueva York a una fulgurante carrera cinematográfica; son varios los papeles que nos han permitido verte en todo tu esplendor, siendo el primero esa niña de ojos hipnóticos de “El espíritu de la colmena”, película que te valió a pesar de tu corta edad muchos reconocimientos. En tu primera etapa tuviste algunos papeles destacados, pero voy a nombrar en los que a mí personalmente me ganaste el corazón: “Tesis”, innegable obra maestra del genio Amenabar, donde nos hacías sentir el terror más absoluto a través de ti mientras descubrías lo bajo que puede caer el ser humano; “Yoyes”,dejando de un lado la política e ideología, vimos el intento de una mujer por recomponer su vida en mitad de un desierto humano; “Las hermanas Bolena”, te medias con grandes actrices internacionales y tenías el hándicap de un papel pequeño y poco apreciado históricamente dentro de un drama de época, pero tú le supiste sacar todo su dramatismo a esa gran Catalina de Aragón, fuertemente arraigada en sus creencias, en la justicia, en el honor y en el amor, en un momento el que esos principios brillaban por su ausencia. Y, como te decía, te vuelvo a descubrir en esta maravilla absoluta hecha serie, con una exquisita ambientación y rodeada con unos actores de primera (Carmen Maura, Nora Navas, Jesús Castejón y la argentina Julieta Cardinali), sobre la visita de Eva Perón a la hambrienta y desolada España del 47; y te veo interpretando a un ser gris, patético, propio de una época muy lejana (inclusive lejana de la de principios del siglo XX). A priori se podría decir que te ha tocado bailar con la más fea(e inclusive literalmente), ya que la serie gira en torno a tres mujeres, las dos primeras son personalidades fuertes, luchadoras, enérgicas, donde una actriz se puede hacer lucir por todo lo alto: la primera es Eva Duarte de Perón, figura destacada y deseada, icono atemporal hecha carne en nada más y menos que Paloma San Basilio, Nacha Guevara o Madonna , sólo por citar algunas; la segunda es Juana, madre coraje que lucha por sacar adelante a un hijo, viuda de fusilado en la Guerra Civil y activista antifascismo, ambas secundadas por Paca( interpretada por la sublime Carmen Maura), sufridora abuela que intenta por todos los medios salvar a su hija del pelotón de fusilamiento mediante una carta a la inaccesible Eva. Y la tercera es la collares, la más gris de todas, sin ninguna fuerza ni intereses frente a esas dos fuerzas de la naturaleza, condenada a pasar desapercibida por esta historia como mera secundona , sin el menor interés para el espectador por trasnochada, beata y aburrida; pero este ser tuvo la inmensa suerte de toparte contigo, y tú has sabido sacar colores a su blanco y negro, sabes darle un toque tragicómico a su anodismo congénito, calarla de hondura, de total deshumanidad, de personalidad propia, más allá de la de su marido y LA CAUSA, sabes buscar y recrearte en aristas de un carácter devorado por la Fe y, lo que supuestamente es, lo correcto, y eso querida Ana sólo lo saben hacer las grandes, felicidades. Ahaaaa… y no tardes tanto en volver nena…