miércoles, 29 de mayo de 2013

1000 visitas

Hemos llegado a las 1.000 visitas, GRACIAS a todos los que nos leéis, espero que lo paséis tan bien y disfrutéis tanto como nosotros escribiendo este blog, donde esperamos haber cumplido el imperativo que nos impusimos al empezar esta aventura que era la de hablar sobre todo lo que nos produce placer; aunque, como en casi todos los aspectos dela vida, aquí también hemos tenido que claudicar un poco y rendirnos en algunas ocasiones a la actualidad y hablar, desde nuestro habitual punto de vista irónico, de temas poco hedonistas como politiqueos e imputaciones (o no) varias, claro que esto también puede convertirse en un placer: el placer de opinar, de hablar sin tapujos, de ver tu opinión muy clara plasmada en negro sobre blanco. En fin deciros que esperamos poder seguir haciendo lo que nos gusta y como una actual Carmen Maura en la genial “La ley del deseo” poder gritar no “Riégueme…”, sino “Léame… vamos…léame, no se corte… léame”, está siendo todo un placer…

viernes, 24 de mayo de 2013

RARA AVIS

Como eurofan acérrimo que me considero me dio terror una reflexión que me hizo un querido amigo mientras veíamos el último festival en su casa, y es que, me decía, cada vez hay más productos de márketing hechos por y para ganar el festival, canciones que basan todo su potencial en una puesta en escena más o menos novedosa, fuegos de artificios varios, acróbatas, bailares y demás elementos sobre el escenario, en vez de en la voz y en el saber hacer del artista en esa compleja tarea de hacer llegar, más que algo bello a los ojos algo hermoso al alma, menos mal que aún quedan algunas raras avis en este nuestro Festival de la Canción de la Eurovisión como el mágico representante de este año de Italia, el país transalpino siempre enamora, convence a propios y extraños y atrapa al entendido en el sutil mundo hedonista. Y aún recuerdo aquel ayer, como nos decía Julio Iglesias, donde la voz y el talento lo eran todo, sin acrobacias, bailes y demás, recuerdo artistas que inundaban los escenarios con su solo presencia, y tampoco hace falta retrotraerse hasta la edad del hierro para hacerlo, por ejemplo en el 94, para mí uno de los mejores años del ESC, nos deleitó con su presencia estática en el escenario de Dublín una magnífica Edita Gorniak con su “to nie ja” que ella supo trasmitir y llevar el in crescendo hasta llenar no solo el escenario sino todo el teatro sólo son el poder de su garganta y sus ojos rasgados fijos en la cámara, o aquella rotunda Doris Dragovich en Jerusalem´99 con “María Magdalena” sólo daba cuatro pasos en toda la canción y sólo contaba con una solo corista en la lejanía, pero hasta parecía que ésta estaba de más, que faltaba espacio para la artista croata que desbordaba voz y poderío escénico en casa segundo de la actuación. España también ha tenido alguno de estos momentos brillantes, me gustaría destacar cuatro en especial (sin duda habrá muchos más), el primero sería una de las actuaciones, para mí más especiales que ha habido en eurovisión nunca que fue la de Nina en el 89 con “Nacida para amar”, compuesta y dirigida por el gran maestro Juan Carlos Calderón, desde el primer segundo fue una actuación que transmitía puro sentimiento, se podía ver en sus ojos y hasta en el último de los poros de su piel, ella estuvo estática con un primer plano de su bellísimo rostro casi todo el tiempo, no fue necesario más, con sólo eso nos llevó a un viaje alucinante a través de las emociones de la protagonista de la canción: amor, fuerza, esperanza, desaliento,… todo, todo en ella y a través de ella sin nada más, con razón al final de la canción los maestros de la orquesta (ayyyy mi añorada orquesta) la aplaudieron. Bravo Nina. La segunda seria Anabel Conde en el 95 con “Vuelve conmigo”, quién diría que esta mujer era novel aquella noche en Dublín, con su enorme talento nos llevó una súplica de perdón y esperanza de regreso del amor perdido y cual actriz dramática clásica interpretó la desesperación ante el abandono, la soledad y la necesidad, sencillamente brillante, justa ganadora de ese año. La tercera sería mi admiradísima Paloma San Basilio en el 85 con “La fiesta terminó”, qué se puede decir de Paloma que no se haya dicho ya, simplemente que es un pedazo de artista como pocas, que sabe hacerte sentir lo que quiera, la fuerza del que abandona pero con cierto desasosiego o el listín telefónico si se pone. Una de las grandes injusticias en el esc. Para terminar me gustaría hacerlo con la mujer que ha hecho que vuelva a creer y sentir el festival como hacía años que no sentía, después de muchos años de representaciones horrendas a TVE se le ilumino alguna lucecita y se le ocurrió enviar a Pastora Soler el año pasado, pocas veces sobre el escenario se ha visto una actuación más sentida, tanto que al acabar su magistral lección de talento la artista acabo rota en un mar de lágrimas, lógico desconsuelo de alguien que lo ha dado todo a nivel emocional y se ha quedado vacía, y es que es así como tienen que terminar los artistas de verdad, vacíos de emociones porque todo lo han dado a su público y no de aire por haber corrido por todo el escenario en coreografías artificiosas. Espero un mundo nuevo, como la divina Karina, donde vuelvan los artistas con sentimiento y haya cada vez menos productos de marketing ausentes de toda emoción real.

domingo, 19 de mayo de 2013

EUROVISION 2013

Otro año más de Eurovisión, y como todos los años en este tampoco ha llovido a gusto de todos, ha ganado la gran favorita, la que se preveía en todas las quinielas, pero no ha sido mi gran favorita de este año, a mi gusto la canción danesa recordaba en cierta forma al “Ephoria” de Loreen además de sonar a producto creado por y para ganar un festival de estas características, por lo que poco o nada me trasmitía, ni siquiera cambiaron ni un movimiento, un gesto, el vestido de la cantante, no ya de las semifinal sino también de la propia preselección danesa. No quiero restarle méritos a la canción o la cantante, ya que ambas resolvían con solvencia sobre el escenario, pero echo en falta más naturalidad en las actuaciones, todo tan ensayado le quita sensibilidad al artista, todo parece hecho para la cámara y no para la retina de quien está detrás del televisor. Este año sobresalieron las canciones en italiano, “Crisalide” de San Marino es un lujo para todos los sentidos, una melodía sencillamente perfecta, una voz que cuadra cada nota y transmite todas las emociones también con su puesta en escena, escena dominada por la magnífica Valentina Monetta que en más de una ocasión me recordó a la grandísima Mina; y mi gran favorita de este año ITALIA, que desde que regreso de manera definitiva hace 3 años no deja de regalarnos obras de arte, este año nos regaló a Marco Megnoni con “L´essenziale”, él sólo en el escenario, para qué más si lo llenaba todo, no necesitaba fuegos artificiales, acróbatas, timbales ni juegos de magia para llenar todo el escenario de emociones que brotaban de su piel, de su increíble y elegante traje y que llegaban hasta la última terminación nerviosa de tu piel para hacerte vibrar y sentir esta canción, y en ocasiones incluso el escenario se le quedaba pequeño a este grandísimo artista y a esta increíble y esencial canción. Con Francia me ha pasado algo raro este año, la primera vez que la escuche la odié hasta el infinito y más allá, sin embargo según más la oía más me gustaba, y he de reconocer que en directo Amandine me ganó y me supo transmitir todos los entresijos de su gran canción con su look rock-chic tan francés, y quizás como he leído en alguna página era demasiada canción para eurovisión. Me da mucha pena ver como Francia envía grandes cantantes y canciones pero no olvidada en las votaciones, recordar sino a la gran Patricia Kaas, Angoun y a propia Amandine. Rusia me entusiasmo en cuanto la escuche la primera vez, pero viendo su puesta en escena me decepciono muchísimo, vocalmente Dina estuvo soberbia, quizá demasiado, muy perfecta vocalmente pero no trasmitía nada, era fría como un témpano y vestida con un traje de abuela para ir a una boda en el extrarradio, y los cuatro del coro no la ayudaban para nada, una pena, creo que mejor vestida y peinada y con una puesta en escena más centrada en ella podría haber dado un momento histórico del ESC, pero no fue así. Me alegró muchísimo el regreso a la final de Netherland, un país que yo siempre asocio a canciones de calidad, la canción de este año era difícil, la típica que tienes que oír varias veces para que la entiendas, pero una vez que esto ocurre te enamoras y es para siempre, Anouk es sencillamente maravillosa sobre el escenario, una figura serena y bella que lo da todo, momentazo eurovisivo. La canción de Ucrania era rara, le habían hecho unos grandes arreglos desde la preselección nacional, pero aún faltaba algo, menos mal que tenía la increíble belleza y talento de Zlata para cubrirlo todo y lograr un gran conjunto. Otros países que destacaría serían la anfitriona Suecia, con un muchacho con una gran voz que le saca todo el partido en una canción muy buena, pero quizás con demasiados bailarines y fuegos en el escenario, lo que le quita la atención a lo realmente importante. Noruega presentaba una canción muy diferente, empezaba muy fuerte pero se hacía un poco monótona, no tenía ningún momento álgido. Islandia es otro país que en los últimos años presenta grandes intérpretes, y en Molmöe no defraudó con una soberbia balada y además interpretada en su idioma lo cual a mi parecer es algo de lo que otros países deberían seguir ejemplo. Mención aparte UK, la gran Bonnie Tyler, diosa de los 80, que demostró un gran valor presentándose a un concurso como este, quizás porque ya no tiene nada que demostrar a nadie, lástima que a la hora de las votaciones nadie creyera en ella y terminara en la parte final de la tabla, una lástima para una gran canción. Y para terminar España, ESDM hizo una preciosa puesta en escena, estuvieron correctos, Raquel fantástica con ese vestido amarillo canario, pero es obvio que no era una canción para el ESC, yo opino que debería volver Rosa con una canción con arreglos house y demostrando voz y saber estar en un escenario, pero bueno nada que reprochar a nuestros representantes y a esperar el año que viene que ya queda menos.

miércoles, 15 de mayo de 2013

JOYAS EUROVISIVAS

Todos los años, en este nuestro festival favorito de la canción europea, hay una canción que nos resulta una pequeña joya, por su delicadeza, por su absoluta falta de ambición, su franqueza,… por múltiples causas. Lógicamente cada cual evaluará según gustos y conciencia cuál es esa joya. Para mi este año, una de ellas, se trata sin duda de la canción de Chipre: “An me Thimase” interpretada de manera magistral por Despina Olympiu, se trata de una balada a medio tiempo sencillamente preciosa, que nos trae inmediatamente reminiscencias mediterráneas, ya hay una versión de la misma en inglés pero yo, como eurovisivo acérrimo me encanta en su idioma original y donde realmente la canción tiene fuerza y sentido. Y es que Chipre es un país que a los seguidores del festival nos tiene acostumbrados a estas joyas, ya desde su debut en un no muy lejano 1981, lo hicieron con “Mónika”, interpretada por un quinteto muy bien encajado en sus voces, sorprendieron y se alzaron con un sexto puesto, para volver al año siguiente con, para mi opinión, la mejor canción en griego de la historia del festival “Mono i agapy” interpretada por la entonces elegante, sofisticada y morena Anna Vissi, vestida por una magnifica y elegante túnica bicolor, antes de todas las cirugías y tinte rubio para volver nuevamente al festival en Atenas en el 2006 esta vez en inglés, vestida con algo que recordaba vagamente a un traje típico heleno, rodilla al suelo y desgañite final incluido con viento, mucho viento sobre la artista, en fin, cualquier tiempo pasado fue mejor, al menos en este caso. Los siguientes años intentaron emular el éxito de sus dos primeras participaciones también con baladas, pero no lo consiguieron. Viendo que la ruta baladas no terminaba de cuajar intentaron hacer un cambio de rumbo a mediados de los ochenta pero el resultado fue el horror, así pudimos ver a Elpida (magnífica representante de Grecia en el 79 con “Sócrates”) con “Tara zo”, vestida por su peor enemigo con una coreografía imposible, y tras esto volvieron a las baladas, pero no terminaban de acertar. Pero llegaron los noventa, más concretamente el 91 en Roma, para mi uno de los mejores esc de la historia, y allí esta Elena Patroklu y su “S.O.S.”, canción-himno (que tan buen resultado le ha dado a algunos países como Israel) y volvieron a convencer. Y al año siguiente también lo consiguieron con la eterna eurovisina Evridiky y su “Teriazume”, balada cargada de cierta dosis de erotismo y vestida ella como una moderna Gilda en rojo. Y volvió ella en el 94 más intensa, más dramática, más griega que nunca con “Ime anthopos ke ego”, una canción dura donde la chipriota lo puso todo en el asador para darnos una joya. Y el 95 nos trajo a Alex Panayi con una vitalista “Sti fotia”, y al siguiente año la balada regreso con Constantino y la preciosa “Mono ga más” y esta vez brillaron en las votaciones, el 97 nos trajo una canción con reminiscencias étnicas “Mana mu” consiguiendo un quinto puesto, justo por encima de España y en la última votación. Los noventa terminaron con dos joyas también, la polémica con su letra “Yenesis”, y una de las mayores injusticias del festival la ninguneada en las votaciones, siendo una de las favoritas en Jerusalen “Tha´ne erotas”. El nuevo siglo comenzaba con el regreso de Panayi y “Nomiza” una joya injustamente tratada. El 2004 nos trajo una JOYA, en mayúsculas, esta vez con una pequeña concesión: Lisa Andreas cantó en inglés su magnífica “Stronger ever minute”, y en el 2006 repitieron con el idioma de Shakespeare Annet Artanni y su “Why angels cry”. En fin que este pequeño país nos ha regalado auténticos momentazos en el festival, joyas, consideradas como tal por su letra, su melodía, por la fuerza y garra del intérprete o por todas ellas a la vez, y este año vuelven otra vez con una enorme canción, una pequeña joya, lamentablemente no ha pasado a la final y nos ha privado de un momento de su presencia en la final. En la semifinal Despina estuve sencillamente maravillosa dándonos uno de los momentos que quedarán grabados para siempre en la memoria de todo euro fan que se precie.

sábado, 11 de mayo de 2013

DESFILE REAL – III

Y terminamos en bingo. Comenzamos el remate final con Victoria de Suecia, otra chica de la cuchipandi de la realeza europea, que tiene un gusto exquisito para los modelitos, sabe escoger las prendas que mejor le sientan, quizás sea porque es plenamente consciente de su cuerpo y está a gusto dentro de su piel, y bien que hace. Durante el día lució un espectacular vestido largo de Escada color champán, con cola y abertura hasta más arriba de la rodilla, ella puede; de mangas largas (quizás demasiado), bonito escote que insinuaba un poco más allá de lo prudente, ella puede, la pamela, a mi gusto, era un poco exagerada, muy grande y con demasiadas cosas, flores, plumas, de todo llevaba ella. En las apartado joyas pocas le pueden hacer sombra a la casa real sueca, ya que tienen uno de los joyeros más impresionantes de Europa, en esta ocasión llevaba un collar de chatones pequeños, pendientes y broche de perlas y brillantes (la reina Sofía tiene varios broches similares Victoria, a ver si le pasa alguno a Lety). Para la fiesta de la noche repitió modelo de Pär Engsheden en tonos lilas y como complementos el impresionante aderezo de amatistas y brillantes (hay que recordar que la tiara que lució era inicialmente un collar que aporto al joyero sueco la primera reina Bernadote) y es que ella puede con eso y con más. La Jekesa Mozah de Catar, por Dios habría que escribir un libro o al menos una tesis sobre esta mujer y su estilazo, sus turbantes (que es un maravilloso giño a la tradición del velo en su país y a la moda a la moda a la vez), su maquillaje (todo él, sombras, lápiz de ojos, correctores, bases, polvos,… y en cantidades industriales), sus muy elegantes, a la vez que pudorosos modelazos que nos pone la señora. Con ella vamos a hacer una excepción (porque es maravillosa y punto) y vamos a comentar los modelazos que llevo en la proclamación y en la cena de despedida ya que en la fiesta en el museo no acudió (momentazo alfombra roja perdido, per tranquilos que habrá más, que ella le gusta). En el día lució un vestido largo con vuelo de satén con capa hasta el suelo a juego en satén azul petróleo (que le gusta a ella un petrodólar), y momento joyas, como no, lucio pendientes, collar (absolutamente éste grande, exagerado, feo e innecesario) y adorno en el bolso todo ello con rubíes, corales y oro amarillo. Y en la cena de despedida lucio un espectacular vestido dorado con cinturón joya (como Salma), manga francesa (como la vez el tribunal de la virtud la echan del país) e impresionantes pendientes, pulseras y anillos de brillantes, este último era del tamaño de una uva, (vamos que la pegamos el palo y viven tres generaciones sin dar palo al agua) Máxima, flamante nueva reina de los Países Bajos, emocionada, simpática, cercana,.. Vamos que estuvo espléndida en todas las jornadas, sin embargo el modito repetido de Valentino rojo con volantes, no me convenció cuando lo estrenó (en la cena de cumpleaños del príncipe de Gales) y tampoco lo hizo en la noche del museo. Aunque lo que me fascinó fueron las joyas lucidas: el aderezo de diamantes de la reina Enma, la tiara de diamantes rosas (compuesta de enormes brillantes en cabujón), pendientes en racimo con diamantes en diferentes cortes, collar “reviere” de chatones con la parte central del broche “corsage” colgando del collar. La verdad es que Máxima le ha dado mucha vida al joyero de su suegra, ha rescatado muchas tiaras que hacía décadas que no se veían(como la tiara pavo real de rubíes y brillantes) y le ha dado nuevos usos a muchas piezas, usando algunos collar de tiaras, o las propias tiaras como prendedores de pelo, como la de las estrellas de su boda, que las ha usado como broches o de adornos en el cabello en múltiples ocasiones (ya podría aprender nuestra Leti, porque la reina Sofía tiene un impresionante joyero que sólo sirve para coger polvo). Pero donde la nueva reina estuvo de matrícula fue precisamente en su proclamación, impresionante vestido azul eléctrico, con sutiles transparencias en crepé y chifón con capa larga con cola (el vestido de Máxima era del holandés Jan Taminiau y recordaba mucho mucho mucho a otro de Elie Saab), y deslumbro nuevamente con las joyas (esta es una casa real sin complejos, si lo tienes por qué no enseñarlo) que fueron zafiros y diamantes, el enorme zafiro central perteneció a la reina Anna, en total sólo la tiara llevaba 655 brillantes y 31 zafiros, ESPECTALAR, pero agárrate nena porque no es la más impresionantes tiara de la casa real neerlandesa. Y por último he dejado a nuestra querido Lety, que a mi parecer fue la más elegante, a la pobre siempre se la crítica, pero normalmente en estos casos siempre suele acertar. La crítica que más he oído es que siempre va de Felipe Varela, pero... ¿y qué?, ella está a gusto, ha encontrado a un amigo que la conoce y casi siempre acierta, también es verdad que hay otros magníficos diseñadores patrios que harían un papel soberbio como Annibal Laguna, Alianto, Oliva,… pero Varela es magnífico u no hay que quitarle mérito. Para la noche del museo opto por un vestido negro en seda y encaje de chantilly con flores de azabache en la parte superior, que resaltaba su estilizada figura. Como joyas los pendiente que lució en su boda y la tiara floral de doña Sofía (a ver si aprendemos de Máxima y vamos desempolvando joyas, la Reina tiene una magnífica colección de turquesas y más tiaras que podría lucir Lety, sin ir muy lejos su marido le regalo una tiara de brillantes y perlas australianas por su 40 cumpleaños que 3 años después aún no ha estrenado, nena si ya lo tienes lúcelo). Y en el día de la proclamación iba soberbia, la mejor con diferencia, a mi parecer, ni la Jequesa la hizo sombra, lucio un maravilloso vestido largo en seda y tul color titanio y un impactante tocado con pétalos de organza y plumas. SENCILLAMENTE DIVINA. La única pega que repitió pendientes, nena que tienes miles, no repitas que es muy vulgar. Y hasta aquí hemos llegado, espero que os hayáis divertido tanto leyendo como yo escribiendo.

martes, 7 de mayo de 2013

DESFILE REAL - II

Y seguimos para línea. Vamos a seguir con la damas que acertaron con uno de los dos modelos que lucieron en los festejos de Ámsterdam. Comenzamos con Matilde de Bélgica que de día lució un, a mi parecer, soso vestido rosa chicle de la firma Natam; soso el vestido, sosa la pamela, soso todo el conjunto, sin embargo en la noche anterior maravilló con un espectacular diseño asimétrico en un dorado suave con cola. Sencillamente soberbia, digna de cualquier alfombra roja, para poner un pero quizás el bolso no fuese el adecuado, yo me habría decantado con un clutch plata. Como joyas repitió pendientes en cascada de diamantes, su tiara de laureles (regalo de la aristocracia belga por su boda) y un espectacular broche que se lo presta la reina Fabiola (ojalá esta chica herede el impresionante joyero de Fabiola, porque si no la casa real belga se va a quedar un poco mediocre en cuanto a tiaras) Pasamos a Mery de Dinamarca. Una mujer que normalmente siempre acierta y luce modelos maravillosos con una elegancia innata, aquí nos dio, sin embargo, una de cal y otra de arena. Vamos con la arena, en la proclamación llevó un modelito supuestamente inspirado en los kimonos japoneses, el color, un crudo muy claro, no considero que fuese el adecuado, las mangas afaroladas deben quedarse en lo más oscuro de los ochenta porque rara vez sientan bien y a ella para nada, el estampado floral era un crimen al buen gusto y al buen hacer, y tenía hasta un cinturón que recordaba a los obis pero que comenzaba justo después del pecho, y esto es algo que o lo diseñas para que quede sutil con una tela adecuada (que no es el caso amigas) o te hace muy gorda y deforme, que es el caso de la pobre Mery. Vamos a la cal, que fue su vestido de la noche, un maravilloso modelo de Julie Fagerholt, un vestido de cuerpo de figuras geométricas realizadas con estrás y la parte de abajo tenia vaporosa caída todo ello en un favorecedor color nude, la única pega sería el extraño acabado de las mangas, debería de haber terminado como el escote : con el final de la pedrería la tela se difumina con el propio color de la piel haciendo un efecto mágico de no saber a simple vista qué es tela y qué piel. Como joyas su tiara nupcial y los magníficos pendientes de brillantes y perlas australianas regalo de su suegra. Un mensaje para ti Mery, así en confianza, me parece genial que apoyes a la moda danesa, pero nena hazlo con cosas que te sienten bien, sino puedes causar el efecto contrario al deseado. Camila, duquesa de Cornualles (me encanta el nombre, que además si lo distorsionas un poco le viene que ni pintado…), ella no es que fallase, simplemente no acertó del todo, llevo dos modelos sosos y sin gracia, quizá como ella misma. En la noche, donde las damas se podrían lucir más, optó por un modelo bicolor en blanco y negro, aburrido como ella sola, solo destacaron las joyas, impresionantes pendientes e impresionante tiara, la “Honey Comb”, que perteneció a la reina madre, y es que parece que la duquesa de Cornualles (cuanto más lo escribo más me gusta…) ha heredado el joyero de la abuela de su marido, ya que en varias ocasiones ha lucido piezas que eran reservadas para el uso de la reina madre. Por el día siguió la estela iniciada en la noche y volvió a aburrirnos de solemnidad, con un vestido de corte imperio con abertura frontal, azul claro, manga francesa larga que flaco favor le hacía a su figura. Sin embargo hay algo a destacar y es el tocado que lucio, obra de Philip Treacy, que recordaba al que lucio en su boda. Duquesa de Cornualles (ya no lo digo más, palabrita del niño Jesús), con lo sosa que eres y que sólo destaques, con este título que te han dado, por lo que llevas en la cabeza… Princesa Salma de Marruecos, contigo nena me cuesta valorar ya que llevaste trajes típicos marroquís en ambas celebraciones. Hay que decir que eran unos caftanes maravillosos, de día llevo uno de terciopelo verde, bordado con hilos de oro y, como es habitual en este tipo de trajes, un cinturón joya a juego con el impresionante aderezo esmeraldas que lució. En la noche nos mostró el que a mi parecer es una pequeña maravilla, de color plata difuminada, bordado con hilos de plata y cinturón joya a juego con los diamantes de sus pendientes y tiara. Hay que mencionar que es la primera vez desde su boda que Salma lucía tiara. Aquí me gustaría hacer un paréntesis para hablar de las joyas de la realeza asiática y del norte de África, que son tan profusas en enormes piedras preciosas y filigranas varias como horteras y feísimas, cuyos diseños son dignos de cualquier tienda de todo a 1 E. Y ya sólo nos queda el último capítulo, donde ensalzaremos a las más elegantes .

lunes, 6 de mayo de 2013

DESFILE REAL - I

Se esperaba con gran interés la primera coronación (o proclamación) del siglo XXI, y ésta llegó en Ámsterdam, mediante la forma de la abdicación, como ya es tradicional en los Países Bajos. Le deja el trono, la ya Princesa de Orange Beatriz a su hijo en un momento de gran popularidad, con más del 70% de aceptación ciudadana y siendo su esposa Máxima el miembro de la familia real más querido. Pero dejando a un lado la parte formal y yéndonos de cabeza a la parte frívola, es decir los modelitos, tocados, tiaras y joyas varias de las ilustres invitadas. Han sido 3 los actos donde las damas se han podido lucir: en una cena previa en el Rijksmuseum (máxima etiqueta y tiara), en la proclamación (vestido largo, condecoraciones y tocados) y en una cena de despedida; de las dos primeras tenemos profusas imágenes que pasaremos a desgranar, la última en cambio apenas ha transcendido. Empezaremos por las que, a mi humilde parecer, iban las peor vestidas e iremos subiendo en el ranquin hasta las más elegantes. Y le toca el dudoso honor de empezar la lista a la princesa Masako de Japón, once años enclaustrada en el asfixiante Palacio Imperial de Tokio y elige este modelo para su reaparición. A la cena previa no acudió, con lo cual nos libró de su dudoso gusto, pero en la proclamación llevó el más horroroso vestido que mis ojos jamás vieron, de un color amarillo pálido, que alguien asiática debería evitar, de cuello largo, mangas largas, falda con vuelo hasta los pies, mal cosido donde se veía hasta la última puntada que se había dado y una tela donde se apreciaban todas y cada una de las arrugas de movimiento, en fin que por si fuera poco este despropósito se nos planta en la cabeza un casquete ancho hasta media frente, como de azafata de Air France de los 60 (claro que a aquellas las vestía Balenciaga), en fin nena, vuélvete a Tokio porque ese no fue tu día. Stéphanie de Luxemburgo, mira que esta chica cuando se casó a mí me gustaba mucho y parecía que prometía, en las fiestas de su enlace fue una de las más elegantes, pero el sueño se desvaneció y aquí se vistió aconsejada por su peor enemigo que estaba empeñado en ponerla encima 30 años más de los que tenía, en la noche lució un modelo del genial Elie Saab, el modelo maravilloso, pero no para ella, el color azulado era muy claro para alguien tan pálida (¿estas chicas sabrán lo que es un autobroceador?), con un chal semitransparente de igual tono que el vestido que ella lucia con la misma elegancia que una maniquí de escayola barata, las joyas, magníficas, prestadas por su suegra María Teresa y que pertenecieron en su día a la Gran Duquesa Josefina Carlota. Por el día llevó un modelo, también demasiado claro para su ella (nena acéptalo eres una rostro pálido, no luches contra ello que es peor), siendo esta vez de color crema, dándole algo de color (color tostado tampoco te creas que la chica se despendoló mucho) en sombrero, bolso y zapatos. Lo peor del conjunto era el diseño, mi abuela que tiene 94 años lo hubiera desechado por ser demasiado conservador y antiguo. La que parece que ya ni se esfuerza y tiene más que asumido que es un pedazo de hortera de bolera es Mette-Marit, esta vez confió en lo mejorcito de la moda italiana, y se dio el batacazo padre. En la fiesta de noche optó por un modelo de Giambattista Valli que le sentaba como un tiro, parecía la cortina del baño que caía sin ninguna forma desde el cuello hasta el suelo y que con una telita que pillo se la puso de cinturón y se plantó un brochazo en el costado, se lo pisaba constantemente porque le estaba largo y parecía que de mangas le quedaba corto. Nena si te gastas un pastizal en un vestidito por lo menos que sea de tu talla. Como tiara lució la poco lucida tiara de su boda (tan pequeña que apenas se aprecia si la lleva o no). Al día siguiente se puso un vestido, nada más ni menos, que de Valentino, y si el primero le quedaba como un tiro este era como una bomba atómica al buen gusto, de color crudo ricamente bordado en azul, daba la impresión que su cintura comenzaba justo debajo de su pecho y que tenía unas caderas enooooormes y nuevamente le quedaba muy largo. Nena, ¿tú sabes qué es coger unos bajos??? Y para rematarlo se pone un tocado ridículo de florecitas blancas y azules en la cabeza. Sophie de Liechtenstein, a esta mujer le gusta lo monocromático, por la noche todoooo en ella era color tostado su vestido de dos piezas (parte de arriba con brocados y la de abajo una falda con vuelo), su bolso y zapatos, como joyas una magnifica fringe con pendientes a juego, y por el día vestido largo con manga larga, soso a rabiar, con casquete de los 50 todo ello verde esmeralda. Y esta chica con el tipo que tiene, por qué insistirá en vestirse como su abuela, con todo el partido que podría sacarse. Misterios sin resolver. Y esta ha sido la crónica de los horrores, en la próxima entrega iremos a por los aciertos parciales: el horror en una de las fiestas, la maravilla en la otra.

viernes, 3 de mayo de 2013

EL AMARGO DON DE LA BELLEZA

Así lo aseveraba el gran Terenxi en su espléndida novela, y esto mismo debió pensar Omar Borkan Al Gala cuando fue expulsado de Arabia Saudí por “ser demasiado guapo”, y es que este ciudadano de los Emiratos Árabes Unidos se encontraba en Riad participando en un festival cultural cuando se le obligó a cerrar el stand en el que participaba y se le invitó a abandonar el país por “ser irresistible para las mujeres”, por la “Comisión para la promoción de la virtud y la prevención del vicio” . La policía se explicaba alegando que no solicitaron el abandono del país del hombre por “ser demasiado guapo”, sino porque, Omar es un fotógrafo de moda, poeta y actor dubaití, y por lo tanto se trataba de un artista no reconocido poniendo así en peligro la costumbre de las mujeres saudíes de no relacionarse con hombres que no pertenezcan a su familia. Debemos recordar que Arabia Saudí es uno de los países más misóginos del planeta, donde se tiene a la mujer como un ser inferior, inmaduro de por vida que necesita de la tutela masculina, bien sea padre, hermano, hijo,…, de por vida, a las que les está totalmente prohibido conducir e ir descubiertas en público. Indicado esto he de decir que el señor en cuestión me parece un tipo bastante normalito, no me parece poseedor de una belleza arrebatadora, capaz de llevar a un ser humano (maduro o inmaduro) a cometer un delito (hablar con él), pero la belleza en algunos casos es algo totalmente subjetivo, y además en el caso de Omar un amargo don. Y me gustaría hacer una reflexión acerca de la belleza física humana (puesto que también hay una belleza material), dentro de este concepto tendría cabida hoy en día una gran variedad, ya que podemos afirmar que no existe un único concepto de ideal de belleza, sino varios que coexisten y se contradicen a la vez. Por ejemplo un ideal de belleza siempre fue la juventud, se consideraba que una mujer dejaba de ser bella a medida que envejecía y perdía esa lozanía, sin embargo hoy en día coexisten en la pasarela y en portadas de innumerables revistas modelos que apenas alcanzan la mayoría de edad con otras mucho más veteranas, y para veteranas la modelo Carmen Dell´Orefays que recientemente cumplió 80 años y sigue en activo y de plena actualidad. Tampoco es necesario dedicarse a la moda para poder constatar este hecho, junto al hecho de que la esperanza de vida ha aumentado también lo ha hecho el concepto de juventud, o más bien se ha atrasado el grupo de personas que pertenecen a la vejez, considerándose que hoy en día los 30 son los nuevos 20, los 40 los nuevos 30, y no tanto en cuestión de inmadurez personal sino en estado físico que los individuos llegan a estas edades. Para la belleza siempre se tuvo en cuenta la simetría de los rasgos, tanto en cara como en cuerpo, siéndonos más atractivos los rostros que guardaban más simetría entre ambos lados, pero hay un rostro más desigual que el de Rossy de Palma? Y sin embargo ha copado pasarelas y portadas. Pudo haber también un rostro y un cuerpo menos simétricos que el de Diana Vreelan?, una mujer a la que su propia madre llamaba fea y que durante décadas dio consejos a las mujeres de cómo ser bellas y elegantes desde Vogue y Harper´s Bazaar. Desde las pasarelas nos llegan imágenes de modelos esqueléticas, todo hueso y pellejo desfilando como si fuesen a desmallarse en cualquier momento, sin embargo desde la opinión pública se hace elogios a las modelos fotográficas que rebosan salud y un peso saludable, destacando en pasarela alguna modelo que está en su peso, como en su momento la mítica Laeticia Castá, que incluso fue elegida como Marianne de la República. Podemos llegar a la conclusión de que hay tantas formas de bellezas como ojos que miran.